Con una voz que hace vibrar al público con la cumbia romántica, una propuesta estética que recoge influencias de importantes solistas latinos y un estilo propio sobre el escenario, el chileno Américo transmite sensualidad en vivo y enciende a sus fans, en constante aumento.

Este dominio sobre el escenario es el fruto de un largo y disciplinado trabajo, donde han intervenido la experiencia, la intuición, la empatía con la gente y la asesoría de un equipo de trabajo multidiscipliario que se unen para lograr una puesta en escena de clase mundial.

En 2008, los esfuerzos de producción y gestión de Américo dieron sus primeros frutos con el gran éxito en ventas y críticas de sus producciones “Así es” y “A Morir”. Durante el año 2009, Américo se consolidó como la figura líder de la movida tropical en este rincón del continente, contribuyendo con fuerza a un auge inédito del género en Chile.

El 2010, Américo se concentró en avanzar hacia la internacionalización de su carrera, teniendo entre sus pergaminos lo demostrado ese verano sobre el escenario de la Quinta Vergara, en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

En 2011 editó su producción “Yo Sé” y en 2013 “Américo de América” con los que se mantuvo girando por todo el país y también realizando presentaciones en los países vecinos, con excelente acogida por parte del público. Perú, Argentina, Bolivia y Ecuador en Latinoamérica, y en Suecia, Noruega, Australia y Canada en otros lugares del mundo, le han dado gran rotación a sus canciones, han llenado sus presentaciones en vivo y los canales de televisión y radios locales han respaldado su talento. Todo fruto de su talento y por supuesto, del trabajo y perseverancia constante.

Durante 2014 realizó nuevas e importantes giras internacionales y se concentró en trabajar en la producción de un show acústico en el escenario chileno de mayor prestigio: Teatro Municipal de Santiago. Esta presentación correspondió a una invitación exendida por parte de la orquesta y artistas estables del mismo teatro, lo que es un importante reconocimiento que trasciende a los estilos musicales y que sienta un precedente en la escena musical chilena.

DESARROLLO ARTÍSTICO

Domingo Vega Urzúa (verdadero nombre del artista) manifestó desde su infancia un gran talento con la música, el cual fue cultivado por el entusiasmo de su padre, el bolerista Melvin «Corazón» Américo, y gracias a ese entusiasmo, emprendió tempranamente su vida de músico popular.

“En todas partes se escuchaba la música preferida de mi padre, en mi casa, en el auto, etcétera. Canciones que eran su pasión y su trabajo. Así le fui tomando el gusto a los boleros y a las cumbias interpretadas por artistas chilenos, peruanos, bolivianos y mexicanos”, recuerda Américo.

Si en su padre encontró la inspiración para elegir un oficio desafiante, su madre Leyla aportó con el realismo y un soporte familiar incondicional, apoyándolo en las circunstancias más duras de su historia personal y profesional. Junto a ella, que sigue siendo su “cable a tierra”, su confidente y mejor amiga, Américo abandonó la ciudad de Arica para buscar su desarrollo profesional en Santiago.

NACE UN CANTANTE

Desde los 6 años participó en festivales locales y regionales del norte de Chile, editó diversos discos por sellos locales y nacionale, pero todo explotó con la música tropical.

“Fue en una presentación del disco ‘Tropicalmente Américo’, primer album tropical y del sello Cass de Santiago, que me descubrió el Grupo Alegría, cuando estaban sin vocalista y me llamaron para integrarlo en 1995. Con esta agrupación de la Región de Coquimbo me trasladé a vivir a Santiago y comencé a hacer shows, a salir en televisión, a recorrer el país y a dedicarme más profesionalmente a la música”, relata Américo. Junto a esta exitosa banda, grabó 11 discos, entre los que destacan: “El Nuevo Tropical”, “En Vivo, Teatro Monumental 1 y 2”, “Somos parte de tu vida”, “Tu Corazón nos Pertenece”, “Nada Más”, “Bribabai” y una serie de compilaciones con los que obtuvieron discos de Oro y de Platino.

En el año 2002, Américo decide volver a ser solista, en una etapa más madura de su vida y su trabajo. “Tenía el propósito de llegar más lejos, tomar decisiones y riesgos por mi cuenta, de no ser simplemente el vocalista de una banda”, confiesa. “No fue fácil y no me gusta mucho recordar esa etapa. Incluso llegué a pensar en que debía dejar el canto, pero tuve la fuerza para partir otra vez de cero”, recuerda. Después de grabar el disco de boleros “Por una Mujer”, Américo emprendió vuelo a Europa en el 2003. Allí fue acogido por la comunidad latina e invitado a recorrer países como Suecia, Noruega, Alemania y España. A su regreso a Chile y con la intención de materializar un anhelado proyecto personal, Américo formó el 2005 “Américo y la Nueva Alegría”. Junto a esta agrupación de músicos jóvenes, se trasladó nuevamente al Viejo Continente, donde compartió y trabajó con artistas de amplia trayectoria en el circuito latino.

“Aprendimos nuevos sonidos, a tocar mucho mejor, a ser disciplinados y si era necesario, a sacrificarnos en otros oficios para financiar nuestro desarrollo artístico. Con las vivencias y el dinero que gané en esa época pude grabar el disco ‘Así Es’. Fue un trabajo a pulso, lo produje y lo grabé en mi casa. Me parece increíble que haya obtenido tanto éxito”, cuenta el artista. El apoyo que recibió Américo por parte de Radio Corazón fue fundamental. “A comienzos del 2008, incluso antes que saliera mi disco a la venta, comenzó a sonar el single “El Embrujo” varias veces al día, por iniciativa de Radio Corazón, y mi tema empezó a gustar”, dice Américo sobre el sencillo que inició su definitiva consolidación.

EL FENÓMENO TROPICAL

Junto a un equipo multidisciplinario, Américo se ha posicionado en los medios de comunicación. De ser un artista emergente que sólo sonaba en las radios chilenas, se convirtió en un auténtico fenómeno de la música tropical de nivel internacional.

En noviembre de 2008 Américo firmó contrato con el sello Feria Music y grabó el disco “Américo a Morir”, que alcanzó Disco de Oro solo con un mes en tiendas, con 8 mil copias vendidas. Américo realizó este registro en su estudio, mientras que la mezcla y masterización se realizaron en los estudios del destacado ingeniero chileno Tito Astete.

Durante 2009 la carrera de Américo continuó en alza. Un completo tour de verano por todo el país, lo cerró en marzo en la celebración del Día de la Mujer en el Teatro Caupolicán, donde hizo bailar incluso a la Presidenta de la República Michelle Bachelet y a cinco mil personas. En el mismo año, Américo editó el DVD “En Vivo”, el que registra un concierto con lleno total en el Teatro Teletón. En febrero de 2010, Américo interrumpió una nueva gira por Chile, para viajar a Perú con un importante motivo: recibir el premio de la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC) al mejor intérprete extranjero en la difusión de la obra musical de creadores del país vecino. A su regreso, se presentó en la versión de ese año del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Dos Gaviotas de Plata, las Antorchas de Oro y Plata y una ovación sostenida durante todo su show, fueron la cosecha de Américo en el escenario más importante de Chile y América Latina, consagrando su carrera en su tierra e iniciando una nueva etapa de mucho más trabajo y logros obtenidos.

En julio de 2010, el artista chileno estrenó los primeros sencillos de su nueva producción, titulada “Yo Soy”. El primero fue “Niña Ay” y posteriormente vino la re-edición del hit “Traicionera”, esta vez en versión balada.

Después de concurridas presentaciones en Bolivia, Américo grabó en Buenos Aires junto a Los Nocheros el éxito “Que Levante la Mano”, incluido por los argentinos en su último trabajo. Posteriormente, Américo se dedicó a la producción de nuevo material discográfico.

2012 comenzó con la presentación de Américo en el naciente festival “Viva Dichato”, evento realizado en la ciudad de la VIII región que busca recuperar su atractivo turístico, dañado después del terremoto del año 2010. En el mismo mes, el cantante estrenó “Yo Sé”, su más reciente placa. Unos meses más tarde, Américo incursionó en la pantalla chica y también en la grande, primero como invitado especial de jurado en el programa infantil “Super Estrellas” de Chilevision y por otro lado, como parte de “Paseo de Oficina”, película dirigida por el destacado locutor radial, actor y cineasta Roberto Artiagoitía, “El Rumpy”.

Ese año el trabajo fue arduo. Participó en el tema “Todas tus Cosas” de los puertorriqueños Yozel & Moisés; viajó a Australia, a dar conciertos en Sydney y Melbourne. Al regresar fue directo a Bolivia, donde haría bailar a sus fans en tres shows en distintas ciudades y en la feria Feicobol. Una vez en Chile, fue invitado por el venezolano Franco de Vita a su concierto en el Movistar Arena y también grabó junto al baladista chileno Luis Jara en la canción “Dos Corazones Rotos”. Pero eso no fue todo, realizó una gira por 11 ciudades chilenas y finalizó este tour en las ciudades de Riobamba y Quito, Ecuador, además de la Feria Exposición Internacional del Chaco (Feichaco). Después de impresionar al público y a la crítica local, Américo continuó su viaje por el continente llegando a Perú, donde grabó el tema “Lejos de ti” junto a la Orquesta Candela. Las grabaciones continuaron una vez que el artista regresó a Chile, ya que fue convocado por el canal estatal Televisión Nacional de Chile (TVN) para la canción principal de la exitosa telenovela “Dama y Obrero”. Las presentaciones no pararon, sumando a Canadá en la lista, con shows masivos en Montreal, Toronto y Calgary.

Realizó conciertos con gran éxito de convocatoria junto a Luis Jara en “Dos Corazones en concierto” y luego visitó nuevamente diversas ciudades de Chile y regresó a Bolivia para formar parte del “3600 Festival” de La Paz y se pasó a Arica a dar un show de larga duración.

Durante 2012 estuvo apoyando diversos proyectos como productor musical y luego retomó los escenarios con el Festival de la Primavera 2012 y luego en la gira nacional “Dos Corazones en concierto”, que nuevamente lo llevó a recorrer el país en compañía de Luis Jara. En septiembre fue invitado principal de la Fiesta del Bicentenario de Chile, en donde se presentó ante 70.000 personas en el Estadio Nacional, con transmisión en directo por Televisión Nacional de Chile. Otro hito de su carrera ocurrió el mismo año, en noviembre, al ser número principal del cierre de la Teletón 2012, en el Estadio Nacional de Santiago ante 75 mil espectadores y transmitido a todo Chile vía cadena nacional. Esta presentación se corona con la invitación de Don Francisco a celebrar los “ 50 Años de Sábado Gigante”, junto a destacados artistas internacionales, tales como Luis Fonsi, Gloria Trevi, Ricardo Montaner y Pedro Fernández, entre otros. Américo cerró su ajetreado 2012 haciéndose acreedor de diversos reconocimientos, entre los que podemos mencionar El Copihue de Oro, premio otorgado por los lectores del popular diario La Cuarta, el cual ya había ganado en el 2010 y 2011. En el ámbito internacional, Américo arrasó en los premios “Videocontrol” de Ecuador en las categorías Artista Internacional del Año, Baladista Internacional del Año, Artista Tropical del Año y Video Internacional del año por “Dos Corazones Rotos” junto a Luis Jara. Además, Américo fue contratado por Televisión Nacional de Chile como parte del jurado del programa busca talentos “El mejor de Chile”.

Empezando el año 2013, Américo se presentó en Ecuador y algunas ciudades de Chile. Demostró sus dotes de conductor de televisión, al encargarse del programa satélite “Fiebre de Viña” de Chilevisión en el marco del Festival de Viña del Mar 2013. Este espacio televisivo le permitió cantar en vivo junto a artistas como Chino y Nacho, Daddy Yankee y Wisin & Yandel.

Luego continuó su gira por Chile y los países vecinos. Además, fue nuevamente invitado por TVN a participar en la grabación de la canción principal de la serie “Bim Bam Bum” junto a la solista pop Francisca Valenzuela. Su altísimo nivel de popularidad le valió ser invitado estelar a la gala de Radio Pudahuel. Posteriormente, Américo fue invitado al programa “Pasión de Sábado” de la televisión argentina y regresó a Ecuador para tocar en las ciudades de Quito e Ibarra. En Chile, fue invitado a presentarse en Monticello Grand Casino. A la vez, comenzó a darle forma al proyecto de festival “Vientos de Amistad” en Perú y Chile junto a la cantante Damaris. Américo sumó nuevos hitos con su participación en los 40 años de Grupo 5 Perú y consiguió cumplir con una apretada agenda de prensa, en programas radiales y televisivos de Perú.

En Chile, el cantante batió un nuevo récord radial al posicionarse en el número 1 con el single “Sueño Imaginado” durante 6 semanas consecutivas. Volvió a las colaboraciones al grabar un tema junto al baladista español Marcos Llunas (“Nuestro Juramento”). En medio de esta vorágine, Américo prepara el lanzamiento de su nuevo disco, “Américo de América”, al mismo tiempo en que se presenta exitosamente en Perú, Ecuador, Argentina y Bolivia y deja confirmada su presentación en el Teatro Colonial de Argentina,
para octubre del 2013. En tanto, Ecuador continúa reconociendo su trayectoria con la exhibición de un documental sobre su carrera en Canela TV.

Durante 2014 sigue cosehando frutos y viajando por los países vecinos con mucho éxito, participando como jurado en diversos programas de televisión, lo que lo mantiene posicioado en los primeros lugares de popularidad. Esto se ve reflejado tanto en el rating que alcanzan los programas, como en la cantidad de shows que van copando su agenda.

2014 cierra con presentaciones en Estados Unidos y con la preparación de su nueva producción musical. Además, recibe la invitación a tocar en el Teatro Municipal de Santiago, honor que le fue entregado por el elenco estable del Teatro, quienes deciden crear una presentación en conjunto con el cantante. Así es como parte 2015 con la presentación de “Américo Sinfónico”, en donde interpreta sus grande éxitos en versiones acompañadas de la Orquesta Sinfónica, además de diversas performances del cuerpo de ballet del Teatro. El show del 12 de enero fue inolvidable y muy bien recibido por parte de la crítica especializada. Posteriormenete Américo se dedica a la promoción de su nuevo disco “Américo Por Siempre” que cuenta con varios de sus grandes éxitos en versiones con nuevos arreglos y además contiene el nuevo single “Nada Más” que sube rápidamente a los primeros lugares de los ránkings. El año pasa rápidamente con una exitosa gira por Europa que lo lleva a recorrer Suecia, Suiza, España y Bélgica entre otros, con muy buena convocatoria y excelente recepción por parte de la prensa especializada, siendo bautizado como El Rey de la Cumbia. Con ese nuevo rol se va a Bolivia y es jurado de la versión local de Bailando por un Sueño, en donde se luce con una gran participación, en donde canta y baila, demostrando la simpatía y simpleza que lo ha llevado hasta el podio que pisa actualmente. Por estos días, Américo se encuentra recorriendo diversas ciudades de Estados Unidos, con gran nivel de convocatoria, difusión y recepción por parte del público. Su cartelera cuenta con presentaciones en Virginia, Connecticut, Nueva York y Seatle, entre varias más.